in Start-up

Porqué trabajar en un startup

¿Te gusta esforzarte al máximo para conseguir grandes resultados y ser recompensado por eso? Entonces no trabajes para una gran empresa, trabaja en un startup – aquí el porqué.

El problema de las grandes empresas es “la media”. Contra más gente hay en un grupo, menos se nota “de media” lo que hace cada uno – ¿nunca te pasó en la escuela con algún trabajo en grupo? Dicho de otro modo, si trabajas en una empresa de 1000 empleados el hecho de que tú trabajes duro o te rasques lo que no suena no tendrá casi impacto en el resultado de cómo vayan al final las cosas para todo el grupo.

Ahora pensemos que la empresa es un país y sus empleados públicos, el impacto de un funcionario entre cientos de miles es simplemente imperceptible en el resultado de la eficiencia del país. Es simplemente una cuestión de números.

Vale ahora imagínate que decides esforzarte el doble en tu trabajo, lo justo sería pensar que tu jefe te pague el doble, ¿no crees? seguramente no lo hará, porque (i) ya se supone que ya estás trabajando al máximo 😉 y (ii) ¿cómo sabemos que el doble de tu esfuerzo significa el doble de resultados? No todo es proporcional en la vida, si comes el doble no significa que vayas a pesar el doble.

Lo ideal sería que te recompensasen por el valor o bienestar que tu trabajo genera. En realidad el tiempo es algo secundario, aunque es lo más utilizado porque es la manera más fácil de medir el trabajo “de media”. Piénsalo, a ti te pagan por las horas que trabajas mientras que tú cuando compras pagas por el valor que el producto o servicio te aporta. Si tienes que comprar un pastel de chocolate hecho por mí y otro hecho por el de una pastelería, ¿vas a pagar 10 veces más por el mío solo porque a mí me llevó 10 veces más tiempo? Entonces ¿por qué te pagan por el tiempo que estás sentado en una silla respecto a la media de tu “categoría”?

fichar-antes-de salir

Hay dos puestos en los que esto no pasa. Uno son los comerciales, si un comercial vende más el resultado es que ingresa más dinero en caja, eso es un hecho. El otro caso son los ejecutivos (jefes supremos de la empresa) quienes se supone tienen la decisión final o las que más impactan en lo que todos acabamos haciendo, si éste toma decisiones equivocadas y la caga, entonces la empresa (o país si se trata de un gobierno) se va al garete independientemente de lo que hagan los currantes de abajo. Si las cosas van bien, se supone que las decisiones de arriba no han sido malas, con lo que se deduce que “el jefe” (o presidente) hizo un buen trabajo.

¿Nunca te has preguntado por qué el comercial y el jefe siempre han disfrutado de horarios flexibles? No es porque el jefe no trabaje y el comercial sea su ojito derecho, sino porque independientemente del tiempo que trabajen, sus resultados cantan para bien o para mal.

Cuesta un poco de creer lo del jefe ¿verdad?, porque siempre te puede tocar ser jefe/ presidente de un mal equipo (conjunto de olgazanes sin aptitudes en el caso peor), y en ese caso tendrás casi imposible conseguir buenos resultados. Pero tú siempre tienes la decisión de aceptar o no el puesto, por tanto la regla de arriba en teoría sigue cumpliéndose.

¿Por qué no pasa en otros puestos? Imagina una empresa que hace iPhones. Si el ingeniero se esfuerza más puede hacer un móvil que dure un poco más la batería, que pese algo menos,etc. Y si un diseñador trabaja más duro puede conseguir un, bueno, en este caso con un diseño nuevo nos conformamos 😛 Si en el supuesto anterior se venden más iPhones, ¿de quién es el mérito y por consiguiente recompensa? Teniendo en cuenta que además hay miles de ingenieros y diseñadores. ¿Compraste el móvil porque duraba más la batería o porque era más bonito? El incremento de las ventas en relación con esos dos “pobres desgraciados” es imposible de demostrar para cada uno.

steve-jobs

Por norma general a mayor es el grupo, más se diluye el resultado del esfuerzo individual, y por eso, seamos realistas, nos esforzamos menos. Sí seamos realistas, si tu jefe te pagase el doble por conseguir el doble de resultados (que NO trabajar el doble de tiempo) seguro que serías capaz de hacerlo.

Para poder tener una buena recompensa por nuestro trabajo necesitamos dos cosas, (i) poder MEDIR el resultado del trabajo y (ii) que ese resultado tenga un gran IMPACTO en la riqueza y el bienestar de la sociedad.

Por eso podemos decir que un futbolista cobra tanto, porque podemos medir fácilmente los goles que mete y eso impacta más a nuestra sociedad que un libro de economía. Por cosiguiente el catedrático cobra menos y la sociedad compra a crédito cosas que no podrá devolver sin entender el porqué.

Si quieres generar un gran impacto a la vez que eres recompensado por tu esfuerzo lo que has de hacer es trabajar en una empresa pequeña con capacidad de generar impacto, y eso se llama startup.

Os dejo un interesante vídeo sobre diferentes mentalidades de entender el trabajo.

Pensar que algo innovador y que genera valor no tiene por que ser algo que no habéis visto antes, exportar ideas a otros mercados es algo que genera mucho valor en ese mercado. Por ejemplo yo he lanzado un portal inmobiliario en Guatemala para vender o alquilar casas casa.com.gt. Tal vez penséis que no es un proyecto innovador porque en vuestro país quizás hace años que hay uno, pero para Guatemala sí que lo es pues no hay clasificados verticales para viviendas, y eso para la gente local es algo que aporta valor.

Este post está inspirado en la publicación original de Paul Graham.